Transfieren 20 MILLONES de DÓLARES a una mujer por ERROR

¿Cómo te quedarías si un día te levantas, miras el móvil y encuentras una notificación que te informa sobre que ahora eres algo más de 20 millones de dólares más rico que cuando te fuiste a dormir? Sorpresa sorpresa, te ha tocado el Gordo de la Navidad, y no precisamente un único décimo.

Para ponernos en situación, antes debemos explicar los antecedentes al asombroso ingreso realizado por el banco: Clare Wainwright, que así es como se llama la ¿afortunada? ¿damnificada? Acordó con su banco que le pasarían de forma mensual el pago de su hipoteca, 2.500 dólares australianos (1.650 euros al cambio).

La sorpresa de esta mujer llegó cuando le habían retirado de la cuenta 25.102.107 dólares, lo que equivale aproximadamente a unos 16,5 millones de euros. De repente esta abogada tenía la deuda equivalente a una empresa que tranquilamente podría cotizar en el IBEX 35.

20 millones

¿Qué hizo en ese momento? Lo que supongo haríamos todos: llamar a nuestro banco. Tras explicarle que le habían dejado un descubierto que quizás con suerte podría pagar en 8 o 9 vidas, se disculparon y revirtieron la situación. Añadiendo 25.102.017 dólares a su cuenta, lo que le hacía probablemente la abogada más rica de toda Australia.

Cuando Clare volvió a llamar al NAB, su banco –presumiblemente para decirles que muchas gracias por el regalo, pero quizás lo echaban de menos– estos le respondieron algo que todavía me cuesta creer:

Gracias por avisar de la incidencia. En un plazo de tres días laborales la resolveremos.

Una respuesta bastante fría para una persona que acaba de decirte que te has confundido ingresándole una suma de dinero extraordinariamente grande. Por suerte, el haber estudiado derecho enseñó a Clare que quedarte con dinero que no es tuyo supone ser procesado por apropiación indebida, algo que conlleva penas de cárcel demasiado altas como para correr el riesgo.

No puedo dejar de preguntarme qué habría hecho más de uno en su situación, con dinero en la cuenta como para cambiar de identidad 40 veces, salir del país y disfrutar del resto de nuestra vida en un país tropical con un cóctel en la mano, pensando que para nosotros, la navidad llegó adelantada a su tiempo.

FUENTE

Previous Article
Next Article