Se atoró con espina de pescado, intentó sacarla con una cuchara

La cuchara era de metal y medía casi 13 centímetros de largo. Aunque quedó incrustado en el organismo de la mujer, ella fue el médico después de unos 4 días.

Ella esperó ese tiempo debido a que no experimentó dolor ni molestias en el estómago, por la presencia de la cuchara y porque creyó que sería un problema ir al hospital, pues justo en esos días se celebraba el Festival de Qingming.

cuchara

Tras hacerle una radiografía, los doctores descubrieron que la mujer tenía atorada la cuchara en su duodeno (parte del intestino delgado que ayuda a seguir digiriendo los alimentos). Para extraerla, ellos tuvieron que hacerle una endoscopia.

Previous Article
Next Article